domingo, junio 19, 2005

A los santafereños

Felicitaciones, de verdad felicitaciones. Ojalá ganen esta estrella y ojalá ganen otra más para que estemos a la par en cuanto a títulos financiados por traquetos. Espero, eso si, que una vez suceda esto sean sinceros y consecuentes con ustedes mismos y con la sociedad y no vuelvan a echarle en cara a un hincha de Millonarios, del América, del Nacional o del Medellín que los títulos se ganan y no se compran. Espero también, además del trapo con la cara de don Víctor Carranza, que por favor no se las den más de prístinos, limpios y honestos en comparación con sus tradicionales rivales o de eternas víctimas por "no haber tenido nunca un traqueto decente". Ahí lo tienen, por fin les llegó después de tantos años, ahí tienen a Víctor Carranza y a su mensajero Eduardo Méndez. Seguramente la plata de estos paramilitares les dará la tan deseada séptima estrella y, por qué no, la octava, la novena y la décima. Muy bien, felicitaciones. Pero insisto, sería un gran gesto de parte de ustedes reconocer que así como a Millonarios y a América la plata del narcotráfico les dio sendos títulos ustedes ahora beben, sin escrúpulo alguno -quien lo creyera, si parecían tan decentes- de las mieles de esta para-economía que ha invadido al país.

Les recomiendo también mesura. No estan excentos de que mañana amanezca Méndez en Mondoñedo con varios pepazos y tampoco lo estan de que algo salga mal en Ralito o en Otanche y sus actuales mecenas cambien sus prioridades y dejen abandonado al equipo. Espero entonces que si esto sucede y el equipo entra en una crisis violenta como la que hoy en día padece Millonarios no se rasguen las vestiduras, como hoy hacemos nosotros, maldiciendo la hora en que celebraron la llegada de estos mecenas, la hora en que le vendieron el alma al diablo.
Yo como hincha azul celebré los títulos del 87 y del 88 como todos lo hicimos. Hoy en día veo a Jorge Franco muy orondo por la calle y maldigo la hora en que por dos miserables títulos tengamos que seguir padeciendo 17 años después el karma generado por nuestra insaciable codicia y nuestra infinita arrogancia.

Imposible pedir que no celebren, es un tema irracional, completamente emocional. Sin embargo, insisto, algo de mesura, sensatez y honestidad puede ayudar en algo cuando llegue la resaca.

12 Comments:

Blogger patton said...

Dejando atrás los colores, me preocupa que el sistema en el que ser bueno no sirve de nada (fiel reflejo de nuestra sociedad en donde la mediocridad y el dinero fácil son la constante), sino comprar los pitazos cruciales en 6 míseros partidos semifinales, y dos finales lleven a un equipo ser campeón. Es como ser el estudiante mediocre que pasa raspando (y copiando) todas las materias y porque se emboca en el último bimestre le dan la medalla del mejor estudiante.

Como siempre preocupado por la justicia y la equidad (debería ir cosiendo mi trusa y mi capa) le hago fuerza al que haya demostrado ser el mejor todo el año, y ese es Nacional. Desde antes de que empezaran los cuadrangulares lo sostengo: Me parecerá muy injusto si no gana el campeonato el Nacional. Pero bueno, con lo mal que está jugando Santa Fé, no creo que vaya a ser tan complicado. y que conste en el acta que soy hincha de Millonarios (de nacimiento, hereditaria la cosa) y no tengo los prejuicios de esos pequeños criminales que se hacen llamar Comandos Azules de odiar por sobre todas las cosas todo lo que sea verde con rayas blancas, porque sí. Yo soy de los que piensa que debe ganar el mejor, y haber hecho 10 puntos más que el segundo mejor, y haber perdido sólo dos veces en 24 partidos los hace como los merecedores al triunfo.

Salvo, los "factores atenuantes" a los que hacen referencia.

Este sistema será atractivo, emocionante, llenará estadios ... pero tiene un defecto: pocas veces gana el mejor.

8:32 p. m.  
Blogger Sangre Rebelde said...

Patton: Obviamente en el fútbol pocas veces gana el mejor. La explicación es sencilla y se la debo a Germán Menéndez: El fútbol es como la vida. En efecto, a diferencia de deportes como el atletismo, en donde el mejor siempre habrá de ser el que se imponga, siempre y cuando no haya nada especial que cambie las circunstancias del punto de partida, en el fútbol gana el más lobbista, el que tiene más plata (así no sea de origen decente) y el que mejor sabe corromper.
En la vida, y esto lo decía ya Mark Twain en Sobre la decadencia del arte de mentir, en la vida real, a diferencia de lo que sucede en los cuenticos infantiles, no siempre ganará el más justo, ni el más honesto ni el más sabio.
Los hijueputas de Santa Fe ganarán, bajo la misma lógica con la que otros hijueputas, en la vida real, cosechan triunfos que eran para otros con mejores condiciones.

9:20 p. m.  
Blogger Sergio Méndez said...

Si santa fe gana esta estrella igual no vamos a quedar a la par de nada. Primero porque uds ganaron dos estrellas, no una, bajo la batuta de Rodriguez Gacha. Pueden hacerse la paja todo lo que quieran que el título del 87 fue legal, pero eso se lo creen uds. Y segundo porque es cierto, Méndez es un traqueto de mierda, pero yo no he visto que Santa fe ande comprando arbitros a diestra y siniestra. No parece creible con un equipo al que durante casi todo el torneo le pitaron penal por partido, y que hasta la fecha solo le han pitado dos.

Pero de resto tiene razón en su post.

10:52 p. m.  
Blogger Sergio Méndez said...

Oiga Sangre Rebelde..¿el texto sobre la decadencia la mentira no era de Oscar Wilde?

10:54 p. m.  
Blogger ^Bufalo^ said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

10:55 p. m.  
Blogger ^Bufalo^ said...

De 1987 a hoy el hampa ha sabido perfeccionar sus técninas. El Chiqui y Gacha en el 88 eran unos aprendices, además de ser un poco burdos (ejemplo: penal a 20 metros del área). Hoy en día Méndez y sus hampones saben hacer las cosas mucho más sutilmente, de forma casi, casi imperceptible.

10:57 p. m.  
Blogger Sangre Rebelde said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

11:03 p. m.  
Blogger Sangre Rebelde said...

Sergio,
En efecto, Wilde escribió algo con un título parecido (la decadencia de la mentira), pero yo cité a Twain y en estos momentos tengo el breve texto de MARK TWAIN titulado Sobre la decadencia del arte de mentir, publicado por el Grupo Editorial Norma en su colección Milenio. La traducción es de Javier Escobar y Eva Zímerman y lastimosamente no encuentro allí el título original de este escrito.
Respondiendo a su pregunta: sí, la decadencia de la mentira es de Wilde, pero yo cité fue otro libro y autor.

11:08 p. m.  
Blogger General Verdad said...

Federico:

No lo pudo haber expresado mejor.

9:06 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

bueno Jovenes, meto mi case aqui:

que hacemos, si es verdad.

Ni Modo.

Lo unico que quiero en el alma es que Santa fe Gane, aunque sea para que los Nacionalistas Mediten y se les baje ese Orgullo y Arrogancia ATROZ que tienen. Cualquier cosa prefiero, antes de Nacional Campeon.

(lo anterior lo escribo sin usar el cerebro, sino solo mi sentimiento antinacionalista virulento, lo cual revela al Iguazambo que hay en mi, como el Sociologo Petite Merde bien señala).

Ahora bien, en un Pais en donde Piedad Cordoba les grita a los del Circo Liberal: "este es un Partido de Traquetos!" (y los invito al blog de Atrabilioso a que lean el comentario) , que otra cosa podemos esperar?.

Ojala algun dia esta Vaina Mejore y el Futbol deje de ser como la Vida.

Y este Paisito se vuelva al fin un Pais.

Kozure Okami

12:20 p. m.  
Blogger Tio Rojo said...

El hecho de que ahora se afirme sin absolutamente ninguna prueba o indicio que santa fe compra árbitros "en forma sutil, en la que casi no nos damos cuenta" le quita validez al resto del discurso ese de la plaza sancionada. Ya que cogió impulso, después de la final hágase unos buenos posts sobre los micrófonos que hay en los billetes de 10 mil y la tecnología extraterrestre que el gobierno uribe nos oculta...

7:15 p. m.  
Blogger ^Bufalo^ said...

jeje

Yo no he dicho que Santa Fe compre árbitros. Lo que digo es que la mafia se dio cuenta que le va mejor presionando directivos y manipulando a su antojo las reglas que comprando ábitros. Esas presiones se hacen "en forma sútil". ¿O cree usted que el director de la policía salió a pedir que hicieran el partido en Bogotá porque de verdad se sentía incapaz de controlar un evento así en Ibagué o Manizales?
Yo no creo...

7:41 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home